Anillo de Compromiso y Anillo de Bodas

Símbolos del Amor Eterno


Les gusten o no las películas románticas, o las vean o no, hay una escena que seguramente conocen. Esa en la que el chico se arrodilla y abriendo un estuche o mostrando una flor sorprende a su chica con la alianza de compromiso diciéndole: “¿Te casarías conmigo?” o alguna fórmula parecida.


Pero aunque parezca de película, hay hombres de carne y hueso en la vida cotidiana que también hacen algo así. Porque son muy románticos, porque saben que la novia va a quedarse absolutamente sorprendida con el pedido… O porque simplemente sienten que esa mujer que tienen frente a ellos es la elegida y qué mejor que homenajearla ofreciéndole ese regalo tan simbólico y especial.


Y luego, se fija fecha de casamiento, se piensa en el tipo de ceremonia, el vestido, la fiesta, los invitados, el fotógrafo documental de bodas en fin todos los preparativos… Y entre ellos encargar la alianza de bodas.



Sin dudas, es uno de los momentos que siempre se recuerdan. Por eso queremos acompañarlos contándoles detalles para guiarlos en la elección.



Diferencias entre el Anillo de compromiso y el anillo de bodas


La alianza de compromiso es la primera que recibe la novia. Tradicionalmente es de oro blanco con alguna piedra preciosa como diamante, esmeralda, rubí, zafiro o zafiro blanco.



El significado del anillo de compromiso es el pacto eterno e incondicional de ese amor representado específicamente en una piedra preciosa muy duradera.


Los anillos que se utilizan en la boda simbolizan promesa de fidelidad, y son más sencillos que el de compromiso. La forma redonda es por similitud con el sol y la tierra como concepto de perfección, de lo complementario, de lo femenino y lo masculino. Y el metal con el que se fabrican representa la firmeza y fuerza que debe mantener esa unión.



En cuanto a en qué mano va el anillo de casamiento tanto este como el de compromiso van en la mano izquierda. Y esta es una tradición ya que desde la época de los romanos se considera que por el anular de la mano izquierda circula la “vena amoris” o vena del amor.


Conociendo los materiales sabrán cuál es su anillo


Entre los metales más utilizados para un anillo de bodas están:


*Acero. Es sencillo pero noble e ideal si alguno de ustedes es alérgico a algún mineral.

*Oro amarillo. Es el clásico. Suele ser de 14 o 18 kilates.

*Oro blanco. Es más sofisticado que el amarillo. Y si quieren pueden encargar los anillos replicando en pequeñas gemas la piedra del anillo de compromiso.

*Oro rosa. Una de las preferencias actuales sobre todo para bodas vintage. Resulta una elección muy romántica y delicada.



*Plata. Si quieren anillos relativamente baratos y de buen gusto esta es una propuesta para tener en cuenta. El único problema es que pueden opacarse con el uso. Por eso muchas parejas se deciden por el platino que no tiene ese problema.

*Platino. Es una posibilidad atrayente si les gusta el color blanco con algo de gris.

*Rodio. Blanco y con una gran dureza. Suele utilizarse para cubrir el oro blanco y volverlo más brillante.

*Titanio. Si quieren jugar con la posibilidad de colores, este es el material para ustedes. Porque de acuerdo a la manera en que es tratado se pueden conseguir colores desde un amarillo hasta casi un negro con efectos tornasolados.

El gran problema del titanio es que tiene un alto costo.


¿Se pueden elegir alianzas de bodas originales?


Por supuesto que sí. Existen gran variedad de modelos que se pueden adquirir.

Es cierto que es común ver las típicas redondas lisas o con algún dibujo labrado; de colores; con alguna frase especial; con sus nombres…



Pero hay otras posibilidades como alianzas que representen algún monumento de la ciudad que los represente o donde viven. También puede ser la carita del perro o gato favorito de los dos. O lo que se les ocurra que pueda ser plasmado en un anillo.


Pero seguramente los anillos que más van a llamarles la atención son los que tienen GPS. Así es, aunque no lo crean, dentro de cada uno hay un pequeño dispositivo que se sincroniza con un código. De ese modo cada uno sabe dónde está el otro.


Puede resultar un poco controlador, es verdad, pero también puede ayudar en algún caso de emergencia a localizar al otro, rápidamente.


Ustedes deciden por supuesto qué es lo que prefieren, sobre todo teniendo en cuenta que este tipo de anillos no son precisamente de bajo costo.



Igualmente pueden elegir anillos de boda baratos, como los de plata, o también de madera. Aunque también se pueden encontrar algunos modelos de oro con 8 o 9 kilates que son muy bellos.


¿Y si hacen ustedes los anillos?


¡No se sorprendan, porque es posible! Ya existe esta propuesta en muchos países.


La idea es que sea la pareja la que confeccione sus anillos, guiados por quien conoce el oficio. Es una experiencia increíble que los va a unir, en un proceso creativo y amoroso.


Es ir viendo cómo poco a poco va tomando forma el símbolo de los dos. Como puede llegar a ser algo realmente emotivo pueden invitar al fotógrafo documental de bodas para que haga perdurar esos momentos.


Mientras tanto, veamos los pasos que van a seguir:


1-Conocer el taller. En una primera cita se conversa con el joyero quien les dará las explicaciones para que puedan llevar adelante la tarea.



2-Diseñar los anillos. Es el momento de la inspiración. Dejar que la imaginación junto con el corazón creen ese anillo que los identificará de por vida. Tengan en cuenta que para esto tienen que elegir también el metal en que lo quieren


Una vez hecho el boceto, ¡manos a la obra!


3-Fundir el metal. Piensen lo emocionante de ser ustedes mismos los que tengan el material en mano y lo fundan hasta convertirlo en líquido. Luego, con ayuda del profesional van a verterlo en un molde para que se solidifique.


4-Moldear el metal. El siguiente paso es usar las herramientas y sentirse realmente el joyero de sus sueños moldeando el metal hasta conseguir el ancho y el grueso que deseen.


5-Contornear, serrar, esmerilar y pulir. Con las diferentes limas van a darle forma contorneando, serrando, esmerilando hasta conseguir la forma que desean. Luego se los pule para darle el acabado específico que ya les dirá el joyero.



¡Y ya está! Se convirtieron en los orfebres de sus propios anillos de casamiento.


¿Se animan a hacer sus propias alianzas? ¿O van a encargarlas? ¿Pulidas, talladas? ¿De oro, plata, madera…? Muchas posibilidades, ¿no? ¿Con cuál se van a quedar?

Logo-png-para-web3.png
Recurso 1.png
  • Instagram
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter

Fotografía documental a destino​.

En cualquier ciudad del mundo.

© 2019 Teckel 

Teckel | Fotografía | Photographer | Montevideo| Bodas | Quince-años | Fotografía-de-bodas | Mejor-fotógrafo-Uruguay|