Cómo elegir el catering para una boda

De acuerdo a tu presupuesto, tus gustos y a tus invitados


La decisión de un menú para bodas, es una de las tantas que hay que resolver cuando estamos planeando el casamiento. Y no es precisamente algo que se pueda decidir rápido, porque hay que tener en cuenta varios elementos como el estilo de la boda, la cantidad y las restricciones alimenticias de los invitados, si es de noche o de día, si es invierno o verano…



No crean que ustedes no van a necesitar definir esto porque hagan una pequeña reunión después de la boda civil. Siempre, siempre queremos agasajarnos y agasajar a parientes y amigos más cercanos aunque sea con un menú para bodas sencillas.


Tampoco van a librarse de esta responsabilidad por más que contraten un catering para bodas. Es importante que ustedes como novios, tengan una idea de qué es lo que quieren. Tener en claro esto antes, puede ayudar a definir el tipo de comida a quienes están a cargo de la elaboración del menú.


Qué tener en cuenta en el menú para una boda


Y lo primero es, aunque parezca una obviedad, el presupuesto que tienen destinado. Eso no quiere decir no elegir una comida para una boda de calidad, todo lo contrario, es garantizar la calidad y la originalidad dentro del presupuesto con que se cuenta.



Si han alquilado o rentado algún lugar, puede ser que en ese sitio tengan prevista la comida para bodas. Pero puede ocurrir que no sea así y tengan que contratar un servicio externo. Para uno u otro caso tengan en cuenta:


*¿A qué hora se va a hacer la fiesta o reunión? ¿Es al mediodía o a la noche? O sea ¿será una comida o una cena?


*¿Cuántos invitados son? Y dentro de ellos tener en cuenta si hay personas con regímenes específicos para: diabetes, hipertensión, celiaquía, alergia a la lactosa. O simplemente quiénes son veganos o vegetarianos. Averigüen cuántos niños van a concurrir, ya que es importante que puedan contar con un menú infantil.



*¿Qué tipos de comidas? ¿Algo formal como un banquete? ¿Informal como una mesa de buffet para boda? ¿Algo temático como cocina mediterránea? ¿O la sorpresa de ver cómo el chef prepara la cocina en vivo?


*¿Qué bebidas van a servir? ¿Cabernet Sauvignon, Borgoña, Malbec, para carnes rojas o Riesling, Chardonnay, Pinot Blanc para carnes blancas? ¿Gaseosas o jugos para los más chiquitos? ¿Espumantes, sidra, champagne para los postres y brindis?



*¿Va a haber un cóctel de recepción? Esta puede ser una gran idea mientras ustedes, los novios, disfrutan con nosotros de su sesión personalizada de fotografía documental de bodas.


*¿Van a servir recenas o tentempiés? No se olviden de que luego de varias horas de fiesta y de haber comido se hace necesario retomar energías. Qué mejor que haber tenido en cuenta recetas de comidas para bodas simples como tartas de verduras, sándwiches. Y para los más golosos frutas de estación, helados y yogures.


Ejemplos de menús para bodas


De acuerdo al estilo de casamiento, es el menú que pueden ofrecer. Aunque a veces las reglas también están para romperlas y sorprender a todos los invitados con propuestas originales.

Como hay varias posibilidades, vamos a recordar las más importantes.


*Menú formal o tradicional


Es el clásico menú de las bodas elegantes. Se suele dividir en:


*Cóctel o aperitivo donde sus invitados pueden elegir entre diversos tragos como Daikiri, Piña colada, Margarita, Mojito o smoothies acompañados de canapés o bocaditos fríos o calientes.



Una tendencia de los últimos tiempos es ofrecer botellitas de tequila o preparados de margarita con mini tacos o mini pretzels. También las bruschettas, quesadillas y rolls de ave son algunas propuestas de menús para bodas de noche.


Para quienes no comen carne existe un catering vegano para bodas. Como por ejemplo sushi vegano de palta, pepino y variadas verduras; o unos rollitos primavera de zanahoria y brotes de soja. Infaltable el hummus de garbanzos condimentado con paprika o un exquisito paté de aceitunas.



El cóctel es la recepción de la boda. Es servido en bandejas por mozos que pasan entre los invitados, aún parados y conversando.


Una nota diferente, es establecer una barra donde se elaboren los tragos. Así cada invitado tendrá la posibilidad de ver la preparación de lo que ha elegido.


*Primer plato, plato frío o entrada que se sirve con los invitados ya sentados a la mesa. Pueden decidirse por langostinos y vinagreta de miel y limón; verduras en escabeche; ensaladas varias o verduras crocantes.



También puede haber una tabla de fiambres y quesos a la vista de los invitados, para que ellos mismos se puedan servir. Si bien este es un toque más informal, le da un estilo propio a la reunión.


Como opción de catering vegetariano para bodas pueden prepararse ensalada de espárragos con tomates cherry y queso o unas pakoras de verduras.


*Segundo plato o plato caliente. Aquí se suelen elegir carnes como entrecot de ternera, cordero asado o pescados como el rodaballo.



Entre algunos ejemplos de menú para bodas de noche, se pueden preparar pastas como ravioles de langostino; salmón a la mostaza o pollo con crema de champiñones.


¿Eres vegetariano o vegano? Fantástico, porque no comer carne ni nada animal no quiere decir dejar de tener un paladar exigente. Algunos platos calientes pueden ser: lasaña de verduras; seitán con cremas de papas; albóndigas de verdura con salsa de tomate.


*Postre. Copa helada, brownie o panqueque con helado, los más comunes. También el strudel de manzanas o peras flambeado; cheesecake de chocolate blanco y las peras al malbec.



Una riquísima torta crudivegana de fresas o frutillas; un tiramisú vegano o un pastel de San Valentín, son las opciones para quienes no consumen productos animales.

Por supuesto, que la máxima estrella de lo dulce es el pastel de bodas o torta de casamiento. Pueden servir la torta típica de varios pisos recubierta con fondant. O si no seguir la nueva tendencia de las tortas desnudas o naked cake.


*Menú buffet para bodas o menú informal


Esta es la elección para quienes desean un casamiento más distendido, más pequeño o para quienes eligen un menú de bodas económico. Económico no quiere decir ni poca calidad, ni poco ingenio, todo lo contrario, se pueden hacer proposiciones muy originales.


*Mesa de entradas y fiambres Sólo hace falta colocarlos bien dispuestos en bandejas desde el inicio de la reunión. A su lado pueden colocar otra mesa con platos o cazuelas, copas y cubiertos dispuestos para servirse.


También puede haber mesa de ensaladas con verduras y hortalizas con panes saborizados, semillados e integrales.



La última tendencia del menú de bodas es la propuesta de mini foods. Calculen entre 10 a 12 piezas por invitado.


*Comida caliente. Se la puede llevar hacia una mesa donde los invitados van a servirse directamente. Aunque también, si ustedes tienen tiempo y se animan a armar la escenografía de un espacio semejante a un foodtrucks o carrito, seguramente eso se convertirá en la atracción de la fiesta.



La opción más fácil y cómoda es la de una comida rápida como hamburguesas de carne o de quinoa para vegetarianos y veganos; panchos comunes y panchos vegetales; snacks y papas fritas.



Igualmente se pueden servir brochettes y tacos o empanadas rellenas de carnes o verdura. O simplemente una parrillada. Pero atención porque este es uno de los menús para bodas de día. Es recomendable que para la noche la comida sea más liviana.


La facilidad de comer con la mano y desplazarse por el lugar, es una de las ventajas de este buffet para bodas sencillas.



¿Algo que puede ser muy divertido? ¡Vendedores ambulantes en plena fiesta! Solo es cuestión de armar bandejas sostenidas con tiradores enlazados en el cuello de quienes quieran jugar a ser mozos durante un rato.


Otra posibilidad son las pizzas. En este caso se puede jugar con la preparación frente a los invitados: realizar un verdadero showcooking como se hace en bodas más tradicionales, pero más descontracturado.



Si alguien se especializa en pizzas y sabe malabares, puede hacer girar las masas por el aire. ¡Seguramente ese será uno de los momentos en que la fotografía documental de bodas tomará el testimonio de semejante hazaña!


*Postre. Aquí también se pueden poner sobre mesas, las bandejas con tortas, pasteles y cupcakes para que los invitados se sirvan. No se olviden de colocar salsas de frambuesa, chocolate, granas y rocklets de colores para que todos puedan adornar a su gusto las ensaladas de frutas, helados, y gelatinas.



Ya tienen una idea más precisa del menú de la boda ¿Van a decidirse por uno formal o uno informal? ¿Tradición o innovación? Anímense y cuéntennos cómo van esos preparativos.

Logo-png-para-web3.png
  • Instagram
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter

Fotografía documental a destino​.

En cualquier ciudad del mundo.

© 2019 Teckel 

Teckel | Fotografía | Photographer | Montevideo| Bodas | Quince-años | Fotografía-de-bodas | Mejor-fotógrafo-Uruguay|